Horarios de la Parroquia de SVP

Apertura del Templo

De lunes a sábado: 10:00 a 13:30 y de 17:30 a 21:00 hrs.

Domingos y Festivos: 11:00 a 14:00 y de 17:30 a 19:30 hrs.

Misas

De Lunes a Sábado: 09:15 y 19:30 hrs.

Domingos: 10:30, 11:30, 13:00 y 20:00 hrs.

Misa En la Residencia de Ntra. Sra. del Rosario

Viernes: 12:15 hrs.

Confesiones

Media hora antes de cada Misa y siempre que se solicite.

Despacho Parroquial

Lunes y Martes de 17:00 a 19:00 hrs.

Jueves de 10:00 a 12:00 hrs.

Exposición del Santísimo

Jueves por las mañanas de 09:45 a 13:30 hrs.

Rosario

De Lunes a Sábado a las 19:00 hrs.

Cáritas

Miércoles de 17:00 a 19:00 hrs.

Grupos de la Parroquia de SVP

Cáritas

Más información en el despacho parroquial.

Prematrimoniales

Más información en el despacho parroquial.

Prebautismales

Más información en el despacho parroquial.

Catequesis de Comunión

De Lunes a Viernes a las 17:30 hrs.

Catequesis de Confirmación

Domingos a las 11:30 hrs.

Catequesis de Jóvenes

Catequesis para Adultos

Los Martes a las 20:00 hrs.

Coro de 10:30, 11:30 y 13:00 hrs.

Ensayos los Viernes a las 18:00 hrs.

Limpieza y Mantenimiento

Los Lunes de 09:30 a 11:00 hrs.

Voluntariado

Más información en el despacho parroquial.

Monaguillos

Los domingos de 11:00 a 11:30 hrs.

Biblioteca

De Lunes a Jueves de 17:00 a 19:30 hr. para estudiar, consultar, leer. etc.

Asesoría Jurídica

Atención con cita previa.

Hace un año Dios, sin previo aviso, puso del revés mi vida; mis planes, mi proyecto vital, así como la vocación a la que creía había sido llamada, no le servían y decidió destruirlo todo. Sin tiempo para llorar me encontré en un avión rumbo a Benin, un pequeño país africano; el Señor me enviaba como voluntaria de una fundación católica llamada FUNDEBE. Ese viaje fue la primera piedra de la vida que Dios ha comenzado a construir para mi, aunque mi torpeza aún no sepa ver con claridad cuál es su voluntad. Tras un curso difícil, muy doloroso y acompañada de demasiada tristeza, este verano vuelve a enviarme de viaje, pero en esta ocasión pide más…el objetivo es la Misión, junto con las misioneras de la caridad de la beata Madre Teresa en Sierra Leona. Si en estos días estivales de merecido descanso tenéis un ratito de oración, os pido una plegaria por todos los misioneros que se encuentran escondidos ante nuestros ojos en distintos rincones de la tierra trabajando Ad Gentes y Ad Vitam y por todos aquellos que durante unas semanas seremos instrumentos para lo que el Señor quiera.

Inma

Este año ha sido para mí muy especial, donde he descubierto la labor y el significado de la Iglesia. He vivido momentos muy especiales en Navidad, en semana Santa y ahora en las primeras comuniones, en cada cosa que se hace se pone mucho amor y mucha ilusión. He descubierto que la Iglesia, como dice Alberto, somos todos. Quiero agradeceros a todos vuestra labor porque todos me habéis enseñado que Dios a través de cada uno de nosotros obra con amor y el verdadero amor a Dios hace la verdad de la Iglesia. Que Dios os bendiga.

Paloma

El encuentro con el Señor. Hola buenas tardes a todos, lo primero me quiero presentar, mi nombre es Andrés Felipe y soy un joven que se está preparando para recibir el sacramento de la confirmación. Estoy muy feliz por recibir este sacramento con la ayuda del Padre Alberto y los catequistas (Ana) se lo agradezco mucho. Este tiempo con esta parroquia me han hecho recapacitar, me han hecho cambiar, verdaderamente esta parroquia es única gracias a todos por vuestro tiempo y animaros a seguir y a ayudar a esta parroquia tan idílica.

Andrés Felipe

Soy un jovencito de la parroquia, que voy a recibir el sacramento de la confirmación, junto con algún mayor y otro joven. Con el sacramento de la confirmación aceptamos voluntariamente la fe de Cristo. Esto significa que aceptamos ser católicos, y Dios nos da el Espíritu Santo. Con este sacramento crecen nuestras fuerzas espirituales, se hace más fuerte nuestra fe, es un pentecostés para cada uno de los bautizados. Además nos hacemos soldados de Cristo, hay que enseñar que somos católicos sin miedo como hizo San Pablo, cuando alguien hable mal de Él hay que defenderlo. Por último quería animar a las personas que no estén bautizadas o confirmadas a que se acerquen y le digan a Alberto quiero formar parte de la iglesia. Quiero pedirle al señor que me llene con el don del Entendimiento, para que vea la importancia y la belleza de la verdad cristiana.

Iván